EL PASTOR ASCANIO ALBERTO OSORIO RODRIGUEZ, el gran sembrador del mensaje de la Palabra de Dios, partió a la presencia de nuestro Padre Celestial el domingo 29 de noviembre de 2015.
Este siervo de Dios, hombre con una amplia trayectoria de excelencia en todos los campos en que se desempeñó, se convirtió en un ejemplo para las nuevas generaciones de un ser integro que valoraba los principios morales y espirituales contenidos en la Biblia, el libro que le transformó por completo y fue su inspiración de vida.

Sin lugar a dudas un gran líder con un alto sentido del compromiso y lealtad a su familia, conformada por su esposa Pastora Milena Osorio quien fue su gran amor y compañera de toda la vida y sus hijos, Pastor Isaac Osorio y Pastora Ana Milena Osorio, una hermosa familia que se completó con la llegada de su nuera Pastora Julieth Osorio y su amada nieta Rebecca.

El más grande legado de este gigante de la fe es haber sido el fundador y Pastor Presidente de la Misión Internacional Cristiana El Shaddai por 27 años. Un ministerio que comenzó con la semilla sembrada cuando en Abril del 1988, junto a su amada esposa, comenzó la visión reuniéndose en la sala de un apartamento de una de las primeras personas alcanzadas. Siendo este el inicio de un llamado confirmado por Dios a una obra cuya magnitud, ni aun él se alcanzaba a imaginar pero ya Dios habia sembrado en su corazón, la visión de multitudes y naciones.

EL sembrador alcanzo a ver cumplidos los deseos de Dios gracias a su disciplina, constancia y perseverancia. Lo anterior con la firme convicción de la Palabra que Dios le dio como lema de su vida y obra: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filipenses 4:13). Con esfuerzo y sacrificio, los pastores Osorio, dieron inicio de su ministerio, pusieron todo a un lado; y pagaron el precio con su dinero, tiempo, su hogar y su hijo.

La gran fe de este hombre le hizo alcanzar proezas y junto a su familia estableció el templo sede principal de la Misión en la Carrera 47 No. 79-129 luego de enfrentar grandes desafíos y pruebas, porque siempre tuvo claro que había sido llamado para establecer el Reino de Dios en el norte de la ciudad de Barranquilla. Todo esto venciendo los grandes desafíos económicos, logrando comprar sin dinero sabiendo que Dios le daría la tierra que le había prometido y así fue. Siendo esto solo el principio de lo que Dios comenzó a hacer, ya que en años posteriores empezó a tomar la ciudad, abriendo iglesias hijas.

Desde el principio su ministerio estuvo marcado por la proyección internacional, cuyo cumplimiento se manifestó con la ordenación de los Pastores Misioneros Isaac y Julieth Osorio, en la ciudad de Orlando, Florida. extendiendo la semilla y el legado fuera de las fronteras de Colombia siendo extensiones de ese mensaje de conquista dado por el Sembrador.

Este gran hombre se destacó por ser un trabajador tenaz, capaz de superar con su férrea fe los obstáculos de la vida. De esta manera, luego de haber terminado sus estudios bíblicos, logró alcanzar los títulos académicos de Abogado, Administrador de empresas con especialización en Gobierno y Asuntos Públicos, además de un Magister en Desarrollo Social. Este último, movido por su inquebrantable deseo de trabajar por el mejoramiento de la condición social de las comunidades más necesitadas de la región.

Su carácter idóneo le llevó a representar a la Iglesia ante el Estado Colombiano como Secretario General del Cuerpo Pastoral de Barranquilla por más de 10 años. Desde ese cargó organizó eventos evagelísticos masivos. Este carismático líder también mostró su talento en la Radio y Televisión Cristiana de la ciudad de Barranquilla causando un impacto en la vida de miles de vidas con su mensaje de aliento, esperanza y salvación.

En su vida pública alcanzó honores al desempeñarse como Concejal del Distrito de Barranquilla, además de convertirse en Director administrativo de la Contraloría Distrital de Barranquilla y Contralor encargado en varias oportunidades, Secretario General de la Terminal de Transportes y Gerente encargado.

Hace 58 años el sembrador salió a sembrar, sembró en ti amigo o amiga, hermano o hermana, amigos de la clase política, iglesia de CRISTO en general, la semilla de la fe, el amor a Dios, honestidad, paz, tranquilidad, esperanza contra esperanza, responsabilidad, integridad, respeto y amistad.

SUBIR